Home

Son las preguntas más frecuentes que me han hecho en estos días.

¿Que si estoy nerviosa? Nerviosa de qué, lo que estoy es felíz. jajaja Cuando me enteré de la noticia estaba nerviosa y emocionada, pero ya voy a mitad de camino y la verdad es que no tengo nervios. Tal vez las personas me estaban preguntando era por el parto. ¿Tengo nervios del parto? Me tomo unos minutos para responderme a mi misma…Me he estado preparando psicológicamente para ese bello momento, y he leído mucho al respecto, por lo que en este momento puedo decir que no tengo nervios. Tal vez a medida que pasen las semanas y ese día esté llegando, tal vez ahí los tenga o tal vez no.

Me ha ayudado mucho algo que vi en una conferencia “El parto es una experiencia placentera”. Eso contradice todo lo que dicen las abuelas, tías y madres, la mayoría coinciden en que el dolor es insoportable pero que cuando ves a tu bebé por primera vez, se te quita todo. En la conferencia decían que para la mujer, realmente es una experiencia orgásmica, y que se si prepara con tiempo se puede disfrutar mucho, pues ¡Eso espero! jajaja. Es una lástima que la sociedad haya definido el parto como una experiencia negativa, o dolorosa, seria bueno que ninguna mamá contara al detalle ese momento, y así las mamas primerizas no tendríamos predisposiciones, sino que llegáramos como nuevas al gran día, informadas eso sí.

A veces pienso que “no se nada” de recién nacidos, y cuando me enteré que era niño, pues más sentí que no sabía. Pero bueno además de tener a mi esposo (Gracias a Dios) y a mi mamá, puedo leer, asistir al Curso para la maternidad y la paternidad que ofrece mi servicio de salud (Que bueno que ya no se dice Curso psicoprofiláctico), puedo entrenarme de muchas maneras, entonces espero que esos pequeños “miedos” desaparezcan. Supongo que todos los padres han tenido miedos, y no solo cerca al nacimiento de su hijo, sino durante toda la vida. Como dijo Adisson una vez en la serie de Shonda Rimes Private Practice “Una vez eres madre, nunca dejas de serlo”

¿Antojos? Bueno lo normal, a quien no le dan antojos…No se si es porque siempre he creido que es algo psicológico, o porque realmente no me han dado. Y que bueno, porque mi mamá en su embarazo quiso comer tiza, y ¡Lo hizo! Una amiga de una amiga se moría de las ganas por comer jabón de loza y ¡Lo hizo! Que bueno que no he tenido esos antojos raros…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s